Vida y obra


 

 

Antonio Roldán

Obra inédita

Cantares y coplas

Portada > Cantares y coplas > Su casa

Mi calle viene prendida
entre dos grandes arterias,
en ella vine a nacer
y quiero morirme en ella.

El ruiseñor del jardín,
de noche canta a la luna
y no me deja dormir.

¡Qué bonito es ver llover
cuando tras la celosía
se siente el agua correr!

En mi patio, el limonero
diviso desde la cama,
y escucho los gorriones
peleándose en las ramas.

El ruiseñor en la jaula
de tristeza ha de morir.
Déjalo que cante libre
para que pueda vivir.

En mi habitación tenía
un jilguero que cantaba,
a mi alrededor volaba
y entre mis manos comía.

Al amanecer el día
salta el pájaro del nido,
y yo no quiero moverme
de la cama en que he dormido.

Tengo en mi patio violetas,
tengo rosas y alhelíes,
claveles en las macetas
y perlas cuando te ríes.


Con la flor de mi naranjo
hay que ver que olor tan rico
tiene de noche mi patio.

¡Cómo me gusta dormir
con las ventanas abiertas
habiendo fuera un jazmín!

Un coro de gorriones
me despierta con su canto,
mientras que revolotean
por las ramas del naranjo.

¡Qué orgullosa está mi gata
con su lazo azul celeste
y su cascabel de plata!

El colorín en la jaula
tiritando está de frío,
quítalo de la ventana
antes que caiga el rocío.

La luna nueva de Mayo
se asomaba a mi jardín,
para mirar los claveles
que cultivo para ti.

¡Qué contento el gorrión
cuando va con su pareja
saltando de teja en teja
y del naranjo al limón!

Tres gorriones había
jugando en mi limonero,
y yo feliz me sentía
siguiéndolos en su juego.