Antonio Roldán

Obra inédita

Cantares y coplasCantares y coplas

Portada > Cantares y coplas > Lucena y sus gentes

Tiene tan fresquita el agua
la fuente de la Barrera,
que siempre que pasa el novio
se para para beberla.

Anda y dile a mi morena,
que vengo cogiendo flores
desde Córdoba a Lucena.

Asómate a tu balcón
que pasa la estudiantina
dedicando sus canciones
a la mujer lucentina.

Por las calles de Lucena
una copla rompe el aire.
La que dice que en tus ojos
no puede mirarse nadie.

Llora Lucena en la noche
por las fuentes de sus barrios,
las niñas sueñan despiertas,
los niños duermen soñando.

Lucena canta una copla
que nadie se la enseñó
si quieres cantar conmigo
canta como canto yo.
Parte de apuntes de una letra de canción

Con un velón lucentino
me alumbré la noche aquella
en que estuve haciendo versos
para cantarle a una estrella.

Plaza Nueva. Noche negra.
Las sombras cruzan fugaces
como las almas en pena.

Plaza Nueva de Lucena
con sus naranjos en flor.
De chico busqué su sombra,
y ahora busco su calor
cuando mi cuerpo se dobla.

Eres la flor de la pena,
cuando paseas solita
con esa cara bonita
por las calles de Lucena.

En la madrugada fría,
cantan los campanilleros
hasta las claras del día.

Si te marchas de Lucena
no te olvides del cantar,
que nos dice que a una madre
no se la puede olvidar.

Ay madre, que no me lleven,
que yo no me quiero ir,
porque quiero que me arropen
con la tierra en que nací.

La luna traza un camino
cruzando los olivares
por donde vino Comares
con el Lucero divino.
Parte de apuntes de una letra de canción

En mi pueblo hay una fuente
en el centro de la plaza,
y las golondrinas beben
en los chorritos del agua.

Cantan, aunque tengan pena,
cuando se van de aceituna
las mujeres de Lucena.

En la Torre del Moral
los gorriones al corro
no paraban de jugar.

Los campanarios del pueblo,
centinelas prevenidos,
con sus toques mañaneros
despiertan a los dormidos.